Accélération de l'innovation

Acelerar la innovación

#Industrializar
los conceptos probados

El valor que concentra la innovación no se encuentra únicamente en las ideas, sino también en su ejecución y en su paso a una escala mayor. El objetivo consiste en no agotarse queriendo explotar todas las oportunidades que ofrecen las tecnologías y en saber escalar hacia una innovación útil que genere impacto en los usos y el negocio, que esté justificada y sea sostenible en el tiempo, en un momento en que el avance de la IA suscita cierto recelo.

El acto de innovar es un verdadero catalizador cultural en el núcleo de la empresa y que aporta nuevos métodos de colaboración más transversales. Más allá de las starts-ups o de los enfoques clásicos de estudios de mercado, la innovación debe nacer de la observación de los mediante un punto de vista etnológico. Antes de precipitarse hacia la búsqueda de soluciones, resulta necesario partir de la exploración de los clientes para después identificar aquellas paradojas del día a día, estos puntos de fricción de los que pueden surgir oportunidades para desarrollar servicios útiles y diferenciadores.

Por último, más allá de los usuarios, se trata de crear una historia compartida dentro de la organización para marcar la ruta hacia la industrialización y asegurar la pertinencia del resultado. Reunir a las distintas partes interesadas, combinar competencias, «deshacer» y jugar con la diversidad de puntos de vista para facilitar la apropiación y la emergencia de lo inesperado.

Acelerar la innovación

El valor que concentra la innovación no se encuentra únicamente en las ideas, sino también en su ejecución y en su paso a una escala mayor. El objetivo consiste en no agotarse queriendo explotar todas las oportunidades que ofrecen las tecnologías y en saber escalar hacia una innovación útil que genere impacto en los usos y el negocio, que esté justificada y sea sostenible en el tiempo, en un momento en que el avance de la IA suscita cierto recelo.

El acto de innovar es un verdadero catalizador cultural en el núcleo de la empresa y que aporta nuevos métodos de colaboración más transversales. Más allá de las starts-ups o de los enfoques clásicos de estudios de mercado, la innovación debe nacer de la observación de los mediante un punto de vista etnológico. Antes de precipitarse hacia la búsqueda de soluciones, resulta necesario partir de la exploración de los clientes para después identificar aquellas paradojas del día a día, estos puntos de fricción de los que pueden surgir oportunidades para desarrollar servicios útiles y diferenciadores.

Por último, más allá de los usuarios, se trata de crear una historia compartida dentro de la organización para marcar la ruta hacia la industrialización y asegurar la pertinencia del resultado. Reunir a las distintas partes interesadas, combinar competencias, «deshacer» y jugar con la diversidad de puntos de vista para facilitar la apropiación y la emergencia de lo inesperado.

Nuestras historias de éxito

En un contexto de competencia feroz donde resulta cada vez más complicado erigir barreras, acompañamos a nuestros clientes en sus procesos de innovación para que lleguen lo antes posible al lugar deseado. Contribuimos a que surjan ideas y modelos de negocio innovadores basándonos en los enfoques Design Thinking y Lean Startup para abordar las necesidades reales. A través de un marco metodológico probado y un enfoque controlado, catalizamos y reducimos el coste de la innovación permitiendo a la empresa avanzar hacia la industrialización de conceptos probados.

Contacta con nosotros

Nuestros equipos están a tu disposición

Contact

Contacta con nosotros

Nuestros equipos están a tu disposición